EL FUNDADOR

builes600x340

Venerable Miguel Angel Builes Gómez
Datos cronológicos

 

1885-27 de Noviembre:

Contraen matrimonio Agustín Builes Restrepo y Ana María Gómez Peña. Residen en una pequeña parcela lla­mada La Montaña, situada a un kilómetro de la pobla­ción antioqueña de Donmatías, República de Colombia.

1888 – 9 de Septiembre:

Nace Miguel Ángel. Es el segundo de los nueve hijos del matrimonio Builes Gómez.

1888 – 12 de Noviembre:

Es bautizado Miguel Ángel en la iglesia parroquial de Donmatías.

1893:

Recibe el sacramento de ‘la Confirmación de manos de Mons. Juan Nepomuceno Rueda, obispo de Santa Fe de Antioquia.

1895:

La familia Builes Gómez se traslada de la pequeña finca a la población de Donmatías, en busca de educación para sus hijos.

1897 – 21 de Junio:

Hace Miguel Ángel su Primera Comunión. Se cuenta que en esa oportunidad hizo un triple voto: ser pobre; ser sacerdote; y celebrar su Primera Misa en ese mismo tem­plo (la iglesia parroquial de Donmatías).

1903:

Miguel Ángel toma la determinación de entrar al Semi­nario.

1905 -1907:

Durante estos dos años, debe ayudar a su padre en las labores del campo.

1907:

Ingresa al seminario menor de San Pedro (Ant.). Hace el viaje a pie desde su pueblo natal. Tiene dieciocho años e ingresa al tercer curso de bachillerato.

1911:

Empieza los estudios de Teología en el Seminario de Santa Fe de Antioquia. Un acontecimiento que ha de marcar su vida: Por ese tiempo conoce la biografía de Santa Teresita del Niño Jesús.

1913:

Recibe la Orden del Subdiaconado, de manos de Mons. Maximiliano Crespo.

1914:

Sufre quebrantos de salud. Sólo a finales del año puede regresar al Seminario para prepararse a la Ordenación Sacerdotal.

1914 – 29 de Noviembre:

Recibe la Ordenación Sacerdotal en la ciudad de Santa Fe de Antioquia, de manos de Mons. Crespo.

1915:

Recibe el primer nombramiento sacerdotal como cooperador de la parroquia de Valdivia (Ant.). Aquí empie­za su actividad misionera.

1917:

Es designado párroco de la recién creada Parroquia de Santa Isabel y el Tigre.

1918:

Pasa a ser párroco de Remedios. Allí inicia sus activida­des de escritor y funda el periódico La Espada.

1923 – 29 de Noviembre:

Recibe del señor Nuncio la comunicación de que el Papa Pío XI lo ha escogido para obispo de Santa Rosa de Osos.

1924 – 3 de Agosto:

Recibe la ordenación episcopal en la Catedral primada de Bogotá.

En esta oportunidad participa por primera vez en la reu­nión de la Conferencia Episcopal y toma parte en el Pri­mer Congreso Misionero Nacional.

1926 – 3 de Octubre:

Comunica al P. Abigaíl Restrepo su proyecto de fundar un Seminario de Misiones.

1927:

En el mes de enero decide la fundación del Seminario de Misiones.

El 20 de ese mismo mes, el P. Abigaíl Restrepo ante gran concurso de fieles, anuncia el proyecto en el tem­plo parroquial de Yarumal y pide ayuda económica.

El 29 de junio, firma el Decreto No. 80 sobre la funda­ción del Seminario de Misiones de Yarumal.

El 3 de julio, con cinco alumnos bajo la dirección de tres sacerdotes, se inicia la obra.

1929 – 11 de Abril:

Funda la Congregación de Hermanas Misioneras de San­ta Teresita, en Santa Rosa de Osos.

Al día siguiente el señor Builes, sale para Roma a reali­zar su primera visita “Ad límina”.

1929 – 15 de Noviembre:

A su regreso de Roma, escribe la pastoral sobre la divi­sión del partido conservador ante las próximas eleccio­nes presidenciales.

1930 – 9 de Febrero:

El partido liberal gana las elecciones presidenciales.

1931 – 5 de Abril:

Escribe la primera pastoral sobre el Liberalismo.

1937:

El Seminario de Misiones recibe la visita de Mons. Juan de Unzalu, delegado de la Congregación de Propaganda Fide y el señor Builes ofrece la obra a dicho dicasterio.

1938 – 25 de Septiembre:

Se realiza la Ordenación Sacerdotal de los primeros siete misioneros.

1939.11 de Abril:

Se inicia la nueva Comunidad de Teresitas Misioneras Contemplativas.

El 29 de octubre recibe el Seminario de Misiones el De­cretum Laudis.

1942:

En este año tiene lugar una acalorada polémica en torno a la reforma del Concordato con la Santa Sede, en la cual el señor Builes tiene allí una importante y discutida participación. .

1945 – 9 de septiembre:

Da comienzo en forma metódica y constante a su diario personal, el cual continuará hasta el 7 de marzo de 1967.

La Santa Sede confía al Seminario de Misiones la Prefectura Apostólica de Labateca y nombra como primer Pre­fecto a Mons. Luis Eduardo García.

También en este año, el l0 de agosto, ocurre la muerte del P. Miguel Ángel Gallego, uno de los sacerdotes que mayor huella dejó entre los alumnos del Instituto de Misiones de la primera época.

1948:

Los acontecimientos del 9 de abril en Colombia, motiva­ron diversas intervenciones del señor Builes que tuvieron gran resonancia en el país.

En esta fecha dos misioneros de Yarumal, los PP. Euti­mio Múnera y Juan Bautista Melo, fueron gravemente heridos, acontecimiento doloroso para el Fundador y de­más misioneros.

El 28 de agosto, tuvo lugar la bendición en el Seminario de la Capilla, obra ideada y dirigida por Mons. Aníbal Muñoz Duque, entonces rector del plantel.

El autor recuerda con especial cariño esta fecha porque al día siguiente recibió en esa capilla su ordenación sa­cerdotal.

1949 – 3 de Agosto:

El señor Builes celebra sus Bodas de Plata Episcopales con gran entusiasmo de las gentes y de los misioneros.

Es nombrado Prefecto Apostólico de Mitú, Mons. Gerardo­: Valencia Cano.

1950 – 8 de Septiembre:

Bendice la primera piedra para la Basílica de las Miseri­cordias.

1951 – 11 de Octubre:

Tiene lugar la fundación de la Congregación de las Hijas de Nuestra Señora de las Misericordias.

El 27 de mayo Mons. Aníbal Muñoz Duque recibe la ordenación episcopal como obispo de Socorro y San Gil.

1952:

Bodas de Plata del Seminario de Misiones de Yarumal.

En esta oportunidad el señor Builes es condecorado por el gobierno nacional con la Cruz de Boyacá, en grado de Comendador.

1953 – 19 de Marzo:

Recibe la ordenación episcopal Mons. Francisco Gallego Pérez, obispo de Barranquilla. Había sido antes rector del Seminario de Misiones.

24 de mayo. Ordenación episcopal de Mons. Gerardo Valencia Cano y de Mons. Gustavo Posada Peláez, como Vicarios Apostólicos de Buenaventura e Istmina respec­tivamente.

1957:

Intervención del señor Builes en los acontecimientos re­lacionados con el Presidente de la República, general Gustavo Rojas Pinilla.

1962 -11 de Octubre:

El señor Builes toma parte en la iniciación del Concilio Vaticano II.

1964:

Apertura del proceso de Beatificación de la Madre Laura Montoya, en el cual participa el señor Bulles.

1966:

Celebración del IV Capítulo General de los Misioneros de Yarumal.

Durante este año y el siguiente tienen lugar los dolorosos sucesos de la parroquia de Donmatías, y los conflictos que se relacionan con las Teresitas Contemplativas, acontecimientos que amargaron los últimos días del pre­lado.

1967 – 15 de Febrero:

Ante los graves quebrantos de su salud, pide a la Santa Sede la exoneración de sus deberes pastorales.

El 7 de marzo, recibe orden médica de suspender toda actividad para someterse a una delicada intervención quirúrgica.

Escribe la última página de su diario

22 de Abril. El Papa Paulo VI, accede a la petición de su retiro, pero dispone que conserve su título de obispo de Santa Rosa de Osos.

Además, es nombrado Mons. Félix María Torres como Administrador Apostólico de dicha Diócesis.

1968 – 12 de Noviembre:

Celebra la Santa Misa por última vez. En adelante parti­cipa de la Eucaristía de alguno de sus sacerdotes.

Su salud se deteriora lentamente afectado por una arteriosclerosis cerebral.

1970:

La Santa Sede nombra como obispo coadjutor de Santa Rosa de Osos a Mons. Joaquín García Ordóñez y Mons. Torres es trasladado a la diócesis de Sincelejo.

1971-29 de Septiembre: Día de su muerte.

Mientras en la iglesia vecina suena el toque del Angelus, el día de su santo patrono e inspirador de sus “Buenas Batallas”, el santo fundador da su batalla definitiva.

El 1 de octubre, día de Santa Teresita del Niño Jesús, se traslada su cadáver a la sede diocesana para ser sepulta­do en la catedral. Desde allí sigue vigilando la actividad misionera de sus hijos, escondido bajo una lápida en donde aparece escueto el facsímil de su firma. Fue ella la espada con la que libró sus mejores combates.

EL DESTINO PROVIDENCIAL DE AMÉRICA LATINA