Homenaje póstumo a Monseñor Antonio Bayter Abud

Monseñor Bayter, escribió muy poco. No le gustaba escribir. Sin embargo, en el año 2017, en uso aún de sus plenas facultades nos dejó el siguiente testimonio de su experiencia y de su vivencia como consagrado y como hombre que fue, protagonista de nuestra historia y que la vivió profundamente. Escribió el DECALOGO PARA LOS CONSAGRADOS, con buena sustentación bíblica y de grandes maestros de espiritualidad.

  1. En las cosas del Señor, no funciona la lógica sino la fe y la obediencia.   “Y estando en la condición de hombre, se humilló a así mismo, haciéndose obediente hasta la muerte y muerte de cruz” (Fil.2,8).
  2. La disponibilidad total es lo que más favorece el crecimiento y da más satisfacción. “El que ama a su padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí” (Mt.10,37).
  3. La fidelidad aún en las cosas pequeñas crea una personalidad capaz de cosas grandes. “El que es fiel en lo muy poco, también en lo más, es fiel” (Lc.16,10).
  4. En nuestra vida hay pocas veces y aún ninguna oportunidad para ser héroe, pero sí, a cada instante se nos presenta la oportunidad de no ser cobardes. “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y dominio propio” (2Tim 1,7).
  5. Hay que simplificar lo complicado y no complicar lo simple. Como no tenemos problemas, lo pequeño lo hacemos grande. (Papa Juan XXIII).
  6. Para perseverar en la opción por el Señor, no seguir la lógica de lo menos exigente, sino la de mayor renuncia y entrega. “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame” (Lc 9,23).
  7. Estar totalmente integrado en la opción y sentirse siempre bien. “Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios” (Hech. 20,24).
  8. Lo que más impide la realización personal es la ley del menor esfuerzo. “Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar y no podrán” (Lc 13,24).
  9. Es propio de los mediocres sacarle el cuerpo a la exigencia y contentarse con la ley del menor esfuerzo.
  10. “Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, Dios no se muda; la paciencia todo lo alcanza, quien a Dios tiene nada le falta, sólo Dios basta” (Sta. Teresa)

10 comentarios en «Homenaje póstumo a Monseñor Antonio Bayter Abud»

  1. Judith Marcela Serrano Ramírez

    Gracias por este decálogo que ilumina y da puntos muy importantes para la vida y quehacer misionero. Que sabiduria tan grande nos dejó Monseñor Bayter.

  2. Jesús Alcides Guerra Restrepo

    Cómo exalumno imey conocí a Monseñor Antonio Bayter durante mis seis años de bachillerato y era un gran sacerdote y educador. Su vida misionera ha Sido muy fructífera y ya recibido su recompensa por su Creador

  3. Araceli

    Personalmente, yo recibi en uno de los momentos en los que por gracia de Dios fui acompanada espiritualmente este decalogo. Hoy quiero darle vida como fuerza testimonial que me anima a continuar el camino. Gracias Padre BUENO por este hermano BUENO que nos has dado.

  4. Quetta Sosa

    Monseñor Antonio Bayter en su estancia por México, fue ejemplo de servicio. Un guía espiritual de profunda sensibilidad y claridad de pensamiento, de espiritualidad práctica y vivencial, sencillo, humilde, realista, siempre al servicio de los demás con total entrega y amor por su prójimo, ejemplo inspirador de vida en Jesús y siervo fiel a Nuestro Señor. Bendecida fui con su presencia y el favor de su amistad y sus oraciones. Que descanse en Paz. Por siempre en mi corazón con profunda y eterna gratitud.Gracias Dios por el regalo que le diste al mundo a través de Monseñor Antonio Bayter Abud.

  5. Mónica Elena Vargas Maldonado

    Monseñor Antonio Byter, inspirador, inspirado en el amor de Dios y el servicio, gracias a Dios por darnos la oportunidad de compartir con este ser de Luz y amor.

  6. Nicolás A Ruiz Ríos mxy

    En el encuentro que tuvieron Jesús y los primeros apóstoles, en el evangelio de Juan: “Viendo Jesús acercarse a Natanael le dice: “Ahí tienen un israelita de verdad, si falsedad” (Jn 1,47). En estos 40 años de pertenecer por gracia de Dios al Instituto, puedo decir también monseñor Antonio es un misionero de verdad y sin falsedad. Bendito sea Dios por regalarnos a este hombre de Dios.

  7. Gustavo Quiceno Jaramillo

    Monseñor Bayter es un icono misionero muy influyente en nuestro Imey y la Iglesia misionera de Colombia. Él me confirió el ministerio del diaconado en 2001.
    Fue un hombre de temperamento fuerte; de gran carácter pero a la vez un pastor bueno, padre solicito y con muy buen sentido del humor.
    Nunca olvido en el 2014 cuando fui a la casa San Francisco con mi papá y nos hospedamos 3 días…una tarde que regresé, me encontré en la portería con monseñor Bayter y le pregunté por mi papá y me dijo: “Ahí está en el cuarto, rezando y rezando…su papá reza más que usted!”

    Siervo bueno y fiel, entras a la Casa de tu Señor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *