Laicos misioneros – Síntesis historica

Movimiento Laical Javeriano.

Los laicos Misioneros Javerianos de Yarumal surgimos a partir de la VIII Asamblea General del Instituto de Misiones Extranjeras de Yarumal, en la cual fue elegido el Padre Jesús Emilio Osorno Gil, mx.y., como Superior General, quien nos dio todo su apoyo y respaldo afectivo y efectivo. Corría el año de 1988, año del Centenario del Fundador, Monseñor Miguel Ángel Builes.  Es de anotar que desde el año de 1977 en el programa del Departamento de Pastoral del Instituto de Misiones Extranjeras de Yarumal comenzó el proceso de la valoración del papel del laico en la actividad misionera de la Iglesia y la función del laico dentro del Instituto. Hicieron parte de este proceso de concientización los padres Francisco Javier Gil, Rodrigo Velásquez, Ancízar Cadavid, Fabio Zuluaga, Gustavo Vélez Vásquez  y Monseñor Gustavo Ángel.

El IMEY señaló como segunda línea de acción pastoral “la promoción y formación de laicos autóctonos que sirvan a la comunidad a través de diferentes ministerios…” y señaló el programa de LAICOS ASOCIADOS AL INSTITUTO como una acción, no solamente del Departamento de Pastoral sino de todo el Instituto en sus regiones, zonas y casas locales, donde los Misioneros Javerianos buscamos hacer más visible el Reino de Dios.

1981-1984:  El P. Fabio Zuluaga, con una trayectoria comprobada de apoyo al laicado y de servicio en el Instituto Misionero de Antropología, I.M.A., especialmente en el área de Sociología, se encargó del Departamento de Pastoral. Impulsó la acción directa de los laicos misioneros dentro del I.M.E.Y., pasando de la reflexión al acompañamiento, por medio de reuniones y convivencias y de grupos de apoyo que comenzaron a proyectarse en Buenaventura, Arauca y el Vaupés. Lo acompañaron en esta tarea Monseñor Heriberto Correa, Obispo de Buenaventura y los padres Fernando Aristizábal y Darío Cardona. El padre Fabio convocó profesionales disponibles para colaborar en las misiones tanto en las ciudades como en el campo. Al comienzo se le unieron estudiantes de Sociología de la Universidad Pontifica Bolivariana, luego fueron llegando otros que levantaron edificios, desarrollaron programas de medicina, hospedaron enfermos y realizaron operaciones y fundaron centros de salud. En aquellos años prestaron sus servicios misioneros en el Guanía y en el Sarare, en Medellín, en el Museo Etnográfico Monseñor Miguel Ángel Builes y en Buenaventura, entre otros lugares. Mientras tanto el Padre Zuluaga se repartía y alcanzaba hasta para visitar el Costurero Santa Teresita y enseñar en el Seminario y en el I.M.A.

Hicimos presencia misionera javeriana en congresos y encuentros internacionales como en Tlalpan, Ciudad de México. Acogidos por los Misioneros de Guadalupe, en su Seminario, participamos el Primer Encuentro De Los Institutos Misioneros Del Continente Americano Sobre Laicos Asociados. Asistieron representantes de los Institutos Misioneros, sacerdotes y laicos asociados.

También estuvimos actuando en el Encuentro de Misioneros Laicos en Chaclayo (Perú), convocado y auspiciado por el Instituto de Misiones Extranjeras de Scarboro.

En Venezuela participamos en el I Encuentro Latinoamericano de Laicos Misioneros convocado por el Departamento de Misiones del Consejo Episcopal Latinoamericano.

En Bogotá en la sede de la Conferencia Episcopal Colombiana participamos en varios encuentros con el Centro Nacional Misionero, Consejo Nacional de Laicos y Demis.

Este proceso vivido nos ha ayudado a madurar nuestra opción laical, a buscar siempre una mejor actualización y a mantener buenas relaciones con otros hermanos laicos misioneros de otros Institutos misioneros.

En 1988 el Departamento de Pastoral facilitó la casa de San Francisco Javier para apoyar la presencia permanente de los laicos en el Instituto. Con el auspicio de los Padres Gustavo Vélez Vásquez (Calixto) y Jesús Emilio Osorno, iniciamos un retiro para Universitarios y con la participación, conjuntamente de la familia M.A.B. en las misiones conmemorativas del centenario del nacimiento de nuestro Padre Fundador, Monseñor Miguel Ángel Builes. Se asistió al curso de espiritualidad dictado por el conocido Padre Larrañaga, fundador de los talleres de Oración y Vida.

Se organizaron reuniones mensuales, se convocaron laicos de otras experiencias, visitamos centros educativos, atendimos pastorales urbanas y rurales y tuvimos varias convivencias. Acompañamos al Consejo Diocesano de Laicos de Santa Rosa. Se establecieron relaciones con los Seminaristas, exalumnos y la USEMI. Colaboramos y asistimos a la IV Semana Misional Colombiana, dirigida por el P. Francisco Arango. En equipo con las Misioneras de Santa Teresita dictamos un curso de Biblia en Nuquí (Chocó). Realizamos misiones navideñas en San Andrés de Cuerquia, San Rafael, Santa Bárbara (Antioquia).

En 1989 conseguimos una casa arrendada. Se consiguió con el patrocinio de un Industrial Benefactor, una sede en el centro de la ciudad que quisimos llamar: “la casa más amable de Medellín”. Sirvió para albergar el equipo permanente, para reunirnos, planear, orar y hospedar a los amigos.

Se estructuró el grupo en comités con un equipo Coordinador. Se fundaron y asesoraron sedes nacionales en Bucaramanga, Bogotá y Barranquilla. Se desarrollaron y continuaron Pastorales en Concepción, Palermo, Caldas y Guaranda. Se imprimieron y distribuyeron boletines informativos y afiches. Se definió y adelantó el Plan Concreto de Formación. Se efectuaron retiros y convivencias. Se fomentó la Corporación de Exalumnos y en general las relaciones con otros movimientos laicales. En Noviembre los días 11-13 se celebró el Primer Encuentro Nacional de Laicos, convocados por los M.X.L.Y. se hicieron presentes Laicos Misioneros Javerianos de Yarumal de Medellín y las sedes nacionales, delegados de USEMI y CEMIYA (Corporación de Exalumnos de los Misioneros de Yarumal), Misioneros Javerianos Contemplativos Ad Gentes de Pereira, Laicos Comprometidos de Santa Rosa, Segovia, Abriaquí (Antioquia) y Buenaventura.

Los temas tratados fueron: Laicos en relación con el I.M.E.Y. Laicos en la Iglesia, Líneas de Acción del Laicado Hoy. Nos honraron con su presencia y palabra Monseñor Germán García Isaza (q.e.p.d. – en ese entonces Obispo de Caldas-Ant.) los Padres Jesús Emilio Osorno y Gustavo Vélez (q.e.p.d.), por el Instituto. Además el señor teólogo Adolfo León Delgado.

Vivimos con dolor, con toda la Iglesia, el vil asesinato de Monseñor Jesús Emilio Jaramillo, obispo de Arauca,  el 3 de octubre  de 1989 (Fiesta de Santa Teresita del Niño Jesús), asesinado por el E.L.N.  Su nombre estuvo en la lista de los mártires contemporáneos de la Iglesia Latinoamérica, leída por el papa Juan Pablo II con motivo del Jubileo de los mártires en el 2000. Monseñor Jaramillo fue siempre un aliado del Movimiento Laical Misioneros de Yarumal.

1990: año de organización y estructuración. Trabajaron cuatro voluntarios permanentes en la nueva oficina en un cuarto en la parte baja de la Casa General en el centro de Medellín. Se planearon y adelantaron Pastorales de presencia y apoyo continuado. Se estrecharon las relaciones eclesiales. Con un plan de formación definido.

Con compañeros regados en la geografía de Colombia, proyectos para ir más allá de las fronteras. Se trabajó duro y con constancia. Se redactaron los Estatutos. Se estuvo pendiente de las noticias del Instituto. La Casa de Medellín en algunas horas se convirtió en un hormiguero y aún así teníamos tiempo para acoger visitantes, el apostolado del teléfono, la máquina de escribir, buscar contactos nuevos. Para estar presentes y participantes en medio del mundo, dando testimonio de Iglesia unida y universal.

En 1991: el Padre Arnulfo Vargas m.x.y. presenta la tesis de grado sobre la Asociación de Laicos a un Instituto Misionero y a partir de allí el padre Vargas ha presentado varias reflexiones sobre los laicos misioneros. En dicha tesis, haciendo referencia al documento “El ser y el quehacer del Imey se afirma: “… la acción de los laicos se revela hoy más necesaria y valiosa no por estrategia pastoral sino por genuina teología”. No son favores los que nos piden, es un derecho, afirma el Padre Vargas.

1994: planeación y formación constante. Las reuniones los miércoles en las horas de la noche, con el acompañamiento de un sacerdote javeriano asignado por el Consejo General. Destacamos la presencia de los Padres Libardo Castaño, a partir de aquí han estado con nosotros sacerdotes asesores como los padres Guillermo Bedoya y Jaime Ossa. Además de seminaristas como Ángel Flores, Ronald Rojas, Pedro Gómez Barajas, Medardo Henao, Lucas Mayorga, Dainer Agamez Gómez, Martín Porras, Fredy Olarte, William Rojano, Zoilo Puglia, Carlos Andrés Vargas, Juan Pablo Aguilar, entre otros.

En 1996 nos damos cuenta de la creación de los grupos de Laicos Misioneros Javerianos de Yarumal en Sao Paulo, Brasil, por el padre Constantino Gutiérrez, m.x.y. y en Angola, por el padre Javier Cardona m.x.y.

1998: Nace el Boletín Informativo VEAN, en formato impreso, como medio de animación, formación e información misionera de los Laicos Misioneros Javerianos de Yarumal. Se elaboran plegables publicitarios. Se hacen contactos con diferentes medios de comunicación escritos, radiales y televisivos.

1999: Octubre 3: se realiza el I Congreso de Laicos Misioneros de Medellín, en el Seminario de Misiones Extranjeras, participaron cerca de 500 laicos pertenecientes a los diferentes equipos de laicos misioneros de Medellín: Laicos Misioneros de Santa Teresita, Usemi, Misioneras Seglares de la Madre Laura, Seglares Misioneros Claretianos, Carmelo Seglar Misionero, Parroquia San Gregorio Magno, entre otros. Como ponentes estuvieron la laica misionera Astrid Yarce, de la USEMI, con su exposición sobre la Espiritualidad del Laico Misionero. El Padre Gerardo Nieves, m.x.y. sobre Misión Ad Extra-Misión Ad Intra y El Papel de Laico Misionero en el umbral del tercer milenio por la doctora Gloria Restrepo, socióloga y, en ese momento, coordinadora de la Corporación Illakir de Enkai. Fue muy positivo porque todos los participantes sentimos que no estábamos solos en la vanguardia misionera.Hubo mensajes del P. Luis Eduardo Castaño, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias y del P. Bernardo Parra Afanador del Centro Nacional Misionero, de la Conferencia Episcopal Colombiana.

2000: II Congreso de Laicos Misioneros de Medellín, igualmente en el Seminario de Misiones Extranjeras de Yarumal. Con la presencia del Padre Alberto Restrepo, columnista del periódico El Colombiano y formador del Seminario y de la Escuela de Teología Gerardo Valencia Cano, el doctor Carlos Corssi Otalora, Senador de la República y el Padre Jesús Emilio Osorno, m.x.y., Secretario Ejecutivo del Departamento de Misiones del Consejo Episcopal Latinoamericano.

En el 2001 el Centro Nacional Misionero, coordinado por el Padre Bernardo Parra Afanador, invita a los Laicos Misioneros Javerianos de Yarumal a encargarse de la organización, coordinación y logística del XI Curso Para Misioneros Ad Gentes, que por primera vez se realiza en Medellín. Con la participación de 70 misioneros venidos de diferentes lugares de Colombia y de América y de varios Laicos que realizaron el Curso.

Se hace convenio con el Sena para capacitar a algunos laicos en Primeros Auxilios e Inyectología. Se insiste en que la formación debe ser continua.

Monseñor Alberto Giraldo Jaramillo con motivo de la Beatificación de la Madre Laura Montoya Upegui crea la Vicaría Episcopal de Pastoral Misionera de la Arquidiócesis de Medellín y solicita a través del Padre Luis Gaviria, Vicario Episcopal de Pastoral Misionera, que un Laico Misionero Javeriano represente a todos los Laicos de la Arquidiócesis de Medellín. Luego se crea el Comité Regional Misionero integrado por las diócesis que conforman las Provincias Eclesiásticas de Medellín y de Santafe de Antioquia donde otros dos laicos javerianos hacen presencia y desde estos dos entes proyectar el sentir misionero Javeriano.

El Instituto de Misiones le entrega a los Laicos Misioneros Javerianos la Escuela de Teología Pastoral para Laicos Monseñor Gerardo Valencia Cano. Escuela que antes hiciera parte del apostolado de algunos seminaristas y que ofrece la Diplomatura de Pastoral con énfasis misionero a los laicos venidos de las diferentes comunidades parroquiales de Medellín y otras Iglesias Particulares y Locales cercanas.

Se han prestado servicios misioneros temporales –Semana Santa y Navidad- en: San Marcos y Majagual (Sucre), Leticia (Amazonas), Tierradentro (Cauca), Uré (Córdoba), San Jerónimo y Maceo (Antioquia), Armero-Guayabal y Líbano (Tolima).

En el año 2008 se abrió campo de misión en el Municipio de Yacopí Cundinamarca, pues es el municipio más grande de Cundinamarca, con 123 veredas, y un sólo Sacerdote.

Hemos enviado Laicos Asociados a: Kenya: Daniel Darío Vera, Gloria Piedad Álvarez, Luis Alberto Hernández (hoy Hermano Misionero, miembro del Instituto), a Bolivia: Álvaro Celis. También a Perú, Malí, Buenaventura y Vaupés. En Kenya se asoció la misionera laica, Jean Juma (Kenyana) quien prestó sus servicios misioneros durante una década en Kenya y Etiopía. En Bolivia trabajó como asociada la española Angelina Vilamala.

Actualmente hay dos laicas asociadas en Kenya: una presta sus servicios de contadora en la Misión y la otra servicios pastorales.

Nuestras pastorales las hemos prestado en lugares como Pantanillo-Envigado, Concepción, Palermo, Caldas, Guaranda, Museo Etnográfico Miguel Ángel Builes, Vicaría Episcopal de Pastoral Misionera de la Arquidiócesis de Medellín, Comité Regional Misionero, Casa de Emaus, Acompañamiento a los seminaristas en sus pastorales, Infancia Misionera-Parroquia de Emaus-. Además, los miembros de la comunidad tienes sus apostolados en las parroquias y grupos apostólicos personales.

Entre los días 2 al 5 de diciembre de 2011 se realizó el primer Encuentro Nacional de Laicos Misioneros Javerianos de Yarumal, con la participación de 50 delegados de distintas regiones del país: Sabana de Bogotá, Tunja, Bucaramanga, Pereira, Cali y Medellín.La orientación de este encuentro giró alrededor del tema central: La identidad de los laicos en la Misión Ad Gentes. Entre los principales frutos de este encuentro está el haber dado los primeros pasos hacia una organización del Movimiento Laical Misioneros Javerianos de Yarumal a nivel nacional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *